3 leyendas aragonesas

 

 

Cómo en la mayoría de las comunidades españolas, aragón también tiene sus leyendas, leyendas antiguas, hoy os voy a contar tres de esas leyendas.

 

 

Leyendas aragonesas

 

La leyenda de la Cueva de las Güixas ( Brujas ) de Villanúa de Jaca

 

Esta leyenda ocurre en un pueblo de Huesca llamado Villanúa de Jaca donde se localizan las  grutas de Las Güixas o “casa de las brujas”. Según tengo entendido, estas cavidades existen hace 25.000 o 30.000 años.

 La cueva va ganado altura según nos adentamos al interior hasta llegar a la “catedral” donde su altura es de 16 metros.

El nombre de La gruta de las Güixas, es por un agujero que ilumina una de las salas que la componen.

Cuenta la leyenda que aquí, bajo esta “chimenea”, las brujas hacían aquelarres e imploraban al demonio. Se supone que éste era un espacio donde encontraban las condiciones perfectas para realizar sus ritos y ver a través de la “chimenea”, la luna y las estrellas, elementos imprescindibles en sus ceremonias.

No sólo las bruxas (Brujas) poblaron el interior de la cueva, al parecer hace unos 10.000 años quién albergaba dicha cueva eran los hombres del Neolítico. También sirvieron de guarida y almacén a muchos hombres que lucharon durante las guerras Carlistas y en La Guerra Civil.

Las bruxas que se dirigían volando a sus lugares de reunión se encontraban en un punto concreto pasada la hora mágica de la medianoche. Allí todas juntas rendían culto al diaple o diablo, que se presentaba como buco (macho cabrío), como hombre oscuro montado en un buco o en un caballo negro, con perro, o en la figura humana con partes de animal, como patas de cabra, cuernos, orejas de carnero… Así, con todos estos datos y el espacio subterráneo de la Cueva de las Guixas de Villanúa, nos podemos imaginar las fantasmagóricas escenas que legendariamente han tenido lugar en esta famosa gruta.

 

Cueva de Las Güixas 2016

 

Leyenda de las torres mudéjares de Teruel

 

Cuatro torres forman el conjunto mudéjar de Teruel. Dos de ellas tienen una atracción superior: son las protagonistas de una de las leyendas de Teruel.

Son las del Salvador y San Martín, es una historia de amor, contando con un ingrediente dramático.

“La leyenda de las torres del Salvador y San Martín nos traslada a la época del S XIII por el que dos grandes amigos, Omar y Abdalá, caminaban despreocupados sin saber que su vida iba a cambiar en el instante en el que contemplaron, asomada a una ventana, a la bella Zoraida.

Empezó entonces una competición por el amor de la joven y la amistad acabó convirtiéndose en odio. Según algunos ella les pidió que cada uno construyera una torre, según otros estaban ya trabajando en ellas, la cuestión es que el padre de Zoraida prometió la mano de su hija a aquel que acabara antes las que hoy son la Torre de San Martín y la del Salvador.

Las torres se elevaban mientras los dos rivales las cubrían de andamiajes para que no pudiese seguirse bien desde el exterior la evolución de la obra. Había turnos que llegaban hasta la noche, multitud de obreros y un esfuerzo nunca antes visto en la ciudad.

Omar fue más rápido, pero el día que anunció su victoria y descubrió su obra la ciudad, congregada a sus pies para contemplarla, vió no sólo una bellísima torre sino que se dio cuenta que esta, sorprendentemente, estaba ligeramente inclinada. El propio Omar, al darse cuenta del error terrible que había cometido, subió a lo más alto de su torre y se arrojó al vacío acabando con su vida.

Del otro lado la torre de Abdalá se terminó unas semanas después y se mostró a todo Teruel tal y como la vemos hoy en día: tan bella como perfectamente recta y, lo que resultó sorprendente, con un notable parecido a la de San Martín.

Por supuesto, Abdalá se casó con Zoraida, si bien la leyenda no alcanza a contarnos si fueron felices el resto de sus días o si, quizá, el recuerdo del desdichado Omar ensombreció su felicidad.

En al actualidad la torre del Salvador es un centro de interpretación del arte mudéjar en el que se puede acceder hasta su parte superior donde se observa todo Teruel.

 

Las torres mudéjares de Teruel

 

El duende de Zaragoza

 

Una voz que surge de una hornilla, una familia aterrorizada, y toda una Zaragoza asustada e intrigada a partes iguales. El suceso marcó una época y el edificio queda bautizado desde entonces, con letras doradas, como “Edificio Duende

El Heraldo de Madrid de fecha 23 de noviembre de 1934 publicaba la noticia de un duende en Zaragoza, España, que tenía entretenida a la población.

 

EL DUENDE DE ZARAGOZA: IMPACTANTE CASO HISTÓRICO

 

 

He realizado una recopilación de leyendas de aragón, seguro hay muchas más, espero os haya gustado, no viene mal concoer las leyendas de nuestro país como cultura.

 

A %d blogueros les gusta esto: