Criaturas infernales

 

Hoy os presento un relato de terro “Criaturas infernales” espero que os guste

Relato – Criaturas infernales

 

 

 

Su rostro mostraba el cansancio después de una noche de pesadillas, aún sentía el rugido como si todavía aquellas criaturas la siguieran persiguiendo a través del bosque, corría sin parar, notando cada piedra del camino en sus cansados pies, notando la lluvia caer sobre su pelo, los rugidos sonaban tan cerca que le hacía estremecer, su corazón palpitaba, en su carrera frenética sentía que el tiempo iba despacio, las fuerzas decaían, la sed era un problema pero no podía dejar que la atraparan, era la única oportunidad que tenía para sobrevivir.
Según la leyenda quien logrará salir del bosque encantado y sin ninguna mordedura lograría seguir con vida.
Su sentido de orientación nunca había sido bueno y menos en una noche de tormenta y perseguida por criaturas mitad lobos mitad monstruos.
Solo esperaba no equivocarse en esta ocasión, corría a ciegas, ni siquiera sabía donde se encontraban las fieras, aunque el eco rezumbaba muy cerca, la luna era tapada por las nubes como si quisiera esconderse de esos seres, nacidos del mal, la incesante lluvia no daba tregua y el ruido de los truenos no ayudaban mucho, la desesperación y la ganas de salir de ese infierno le daban fuerzas para seguir en esa carrera del infierno.
Necesitaba descansar, ya no tenía fuerzas, poco a poco iba perdiendo velocidad, paro y miro alrededor, debido a la escasa luz y la oscuridad nocturna solo veía sombras, sonaban rugidos pero sonaban lejanos, ande buscando un lugar donde poder descansar un rato, antes de seguir y rezando para que no me encontraran. Localizo una pequeña cueva, cuya
entrada cubierta con arbustos haría que pasara desapercibida, aunque no sabía que eran capaces de hacer esas criaturas, entro como pudo, no parecía muy espaciosa, pero al fondo había un pequeño tabique y detrás una abertura suficientemente espaciosa para que pudiera cobijarse, todavía temblando se acurruco, no se cuanto tiempo estuvo así, quizá unos diez o 15 minutos, atenta a los sonidos del bosque, no quería llevarse sorpresas, se puso en camino, quería librarse de ellos cuanto antes, la luz era ausente, un único sonido inquietante, el frío me hacía temblar o quizá eran los fantasmas, apresure el paso siempre atenta a cualquier sonido, de repente una sombra enorme surgió al frente, era uno de ellos, una de esas criaturas infernales, se paralizo durante unos segundos, debía reaccionar, la criatura se acercaba sigilosamente, mostrando sus afilados dientes, sus ojos ensangrentados le miraban fijamente, mientras ella retrocedía poco a poco hasta chocar contra un árbol, sin perder de vista sus ojos, pegó un salto subiéndose a la
primera rama del árbol, siempre le habían gustado los saltos y había practicado mucho, con impulso dio una voltereta hasta el árbol justo de detrás de la criatura, rezando para no haber fallado en el salto, el lobo pego un salto abriendo sus fauces, durante segundos pensó que no lo conseguiría, logró agarrarse de la rama dejando balanceándose su cuerpo
mientras aquel ser intentaba una y otra vez alcanzarla con su dientes, en un último impulso , logro subirse, y diviso al frente, a la luz de la luna, que a pocos metros se encontraba la recta final para ser libre, salto de árbol en árbol mientras esa bestia le perseguía desde el suelo, al llegar al límite dio un último salto para saltar la valla, cayendo
rodando al suelo, se giró hacia al bosque y vio por última vez los ojos sangrantes de aquella criatura, se dio la vuelta y puso rumbo a casa.
¿Qué os ha parecido?
A %d blogueros les gusta esto: