Hoy entrevistó al escritor Vicente Escribano, escritor del libro La fábrica de Zapatos yEs un soplo la vida


Biografía

Vicente Escribano nació en Valencia hace 65 años. Químico de profesión, ha trabajado en diversas multinacionales, en cargos de creciente responsabilidad. Durante los últimos 6 años de su carrera trabaja en el ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, como responsable mundial de la cadena de suministro y la respuesta logística a emergencias. Ha vivido durante 22 años en los EEUU, Puerto Rico, Reino Unido, Bélgica y Hungría, además de España, y viajado extensamente por más de 70 países. Tras su pre-jubilación en 2016 decide empezar a escribir. Lo hace con Es un soplo la vida, su primera novela, una reflexión sobre el siglo XX a través de la vida de dos hermanos. En 2018 acaba su segunda novela, La fábrica de zapatos.

Redes Sociales

Twitter: @1997Bruno

Entrevista a Vicente Escribano

¿Podrías decirnos qué significa el término literatura para ti?

Es un espacio de libertad y de creación. Es una ventana a la imaginación. En ese espacio se puede volar. A través de esa ventana, uno puede acercarse a otras personas y visitar otros lugares. Uno puede hasta ser otro.¿Qué estabas haciendo para decir voy a escribir mi primer libro?

2. ¿Qué estabas haciendo para decir voy a escribir mi primer libro?

Estaba trabajando en el ACNUR, como responsable mundial de logística, con una tensión muy grande por la cantidad de emergencias mundiales que teníamos que atender. Necesitaba hacer algo distinto en los momentos en que desconectaba. Entonces es cuando me puse a escribir mi primera novela “Es un soplo la vida”. Aunque lo tuve que dejar tras escribir unas 50 páginas. La continué cuando me jubilé del ACNUR.

3. ¿Cómo se sabe a qué público se quiere escribir?

En mi caso, no escribo para “un público” en concreto. Creo que escribo para mí, quizá para mis amigos y familia cercana.

4. ¿Ser escritor se hace o se nace?

Desde luego, se tiene que tener una cierta aptitud. Desde siempre me ha gustado escribir, desde pequeñito. Luego, como cualquier otra actividad, necesitas pulir defectos, y perfeccionar estilo. Importa mucho la actitud ante la página en blanco. La inspiración es necesaria, pero el esfuerzo y ponerse el listón alto es también clave. Supongo que es como la pintura: uno puede dedicarse a pintar cuadros como rosquillas o a intentar esforzarse para crear algo distinto cada vez…

5. ¿Qué tipo de libros sueles leer?

Me gusta la novela histórica y también la de intriga, la negra. He leído ensayo, y también biografías, de personas relevantes por lo que han hecho en su vida. Igualmente me gustan los libros de viaje, por lo que sugieren.

6. ¿Tienes alguna asignatura pendiente que te quede por hacer?

Alguna, por ejemplo, ver ballenas en alta mar. O saltar en paracaídas. Ya visité las islas Galápagos, que era otro deseo que tenía. Y vi el Perito Moreno!

7. Qué prefieres: ¿libro digital o libro de papel?

Ambos. Yo creía que el digital no me gustaría. Pero la comodidad de poder viajar con decenas de libros en un iPad es increíble. Antes tenía que viajar con kilos de libros en la maleta. Ahora, es eso, una tableta. No obstante, tocar el papel, su olor, pasar las páginas con el dedo, volver atrás porque algo no has entendido, subrayar y anotar si uno quiere.… todo eso no se tiene en digital.

8. ¿Cómo se escribe un libro?

En mi caso, empiezo con una idea general: qué es lo quiero contar, cuál es la historia. Luego viene la trama, el esqueleto de la narración. En tercer lugar, los personajes: quién o quiénes son los principales, quiénes los secundarios… Aunque luego resulta que algún personaje nuevo surge, casi sin tú haberlo previsto. O bien se desarrolla en sentido inesperado. Lo ultimo es la documentación. Es importante que el relato sea correcto desde un punto de vista histórico y de contexto. Hay que evitar expresiones actuales por ejemplo si la acción sucede en el siglo XV. El escenario de la acción debe ser adecuado y creíble. La documentación es importante para transmitir credibilidad al que lee.

9. Recomienda un libro

Hay muchos que recomendaría. Uno es “León el Africano”, de Amin Maalouf. Me parece fascinante el relato y el cómo suceden las cosas. Otro, completamente distinto, es “Atlas de geografía humana”, de Almudena Grandes. Muy buena la descripción de la personalidad de las tres mujeres, sus dudas y sus ilusiones. El tercero sería la trilogía “Millenium”, de Stieg Larsson.

Es un soplo la vida

Es un soplo la vida quiere ser una reflexión sobre la vida, y sobre las actitudes que tomamos ante ella.

Más información en Es un soplo de vida

De venta en Amazon

10. ¿Cómo te diste a conocer?

Bueno, eso es mucho decir. No creo que sea “conocido” como escritor, excepto por mis amigos y familia. Como dije antes, escribo como afición, porque me gusta. Por supuesto que me encantaría que me leyera mucha gente. Lo que he hecho es hacer saber de mis dos novelas vía redes sociales y boca-oído.

11. Tu primer borrador ¿A quien se lo diste para que lo leyera y que dijo?

A mi mujer. No era el borrador completo. Era la trama y el primer capítulo. Creo que preguntó si era autobiográfico, porque empieza en Bruselas, en donde trabajé unos años. Lo que hago ahora es contarle cómo va evolucionando el libro, conforme va avanzando. Ella me da su opinión sobre lo que pasa y me dice si le parece interesante o no…

12. ¿Cómo recuerdas tu primera presentación?

De mis dos libros, no he tenido ninguna presentación. Te respondería a mis primeras presentaciones de trabajo. Algunas eran sobre proyectos importantes. Recuerdo la intensa preparación previa, el repaso de detalles, el intentar adelantarse a las preguntas. El intentar transmitir en el power point no solo el qué sino el alma del proyecto, lo intangible…En el fondo, todo es comunicación.

13. ¿Con qué personaje literario te sentarías a tomar una taza de café y por qué?

Me sentaría con el comisario Montalbano, de Camilleri. Me encanta su sentido de la vida, su socarronería, su amor por la buena comida, tranquila, mirando el mar.

14. Si pudieses encerrar a algún personaje en el manicomio, ¿elegirías a alguien?

No, a nadie. Aparte de que los manicomios no me gustan. Pero aunque cambiemos “manicomio” por “isla desierta”, no enviaría a nadie allí. Porque todo el mundo cabe en los libros. Los personajes oscuros son imprescindibles, así como los predecibles. Porque así es la vida, con claroscuros y con matices. La literatura refleja la vida en toda su complejidad y sus contradicciones.

15. Si pudieras ser el protagonista de un libro, ¿de qué libro te gustaría ser?

La vuelta al mundo en 80 días”, de Jules Verne. Me encantaría hacer el viaje en la piel de Philleas Fog, pero hacerlo en esa época, de trenes de vapor, de barcos de vela, cuando el turismo no lo había contaminado todo. Eso sí, con dinero, para no pasar privaciones…O sea como lo hace el bueno de Fog.

La fábrica de zapatos

16. Si pudieras darle un consejo a un escritor que empieza, ¿cuál sería?

Que sea sincero. Consigo mismo lo primero. Que intente narrar lo que siente. No lo que cree que gustará a los lectores. Que escriba creyendo en lo que hace. Luego, que no tome atajos cómodos. Si hay que currarse algún pasaje o algún personaje difícil, mejor tomarse el tiempo para hacerlo bien, en lugar de pasar superficialmente por encima.

Más información en La Fábrica de Zapatos

De venta en Casa del libro

17. Para los que no te conocen, háblanos de tu último libro.

La fábrica de zapatos” está inspirada en una historia de la familia de mi mujer. Aunque muy cambiada, de lugar y con otros personajes, por ejemplo la congoleña Adèle.

En el libro, aparecen paisajes o situaciones que yo he vivido. Por ejemplo, Goma y los Kivus, en el Congo o la emigración a los EEUU (mis abuelos). Es un libro más lineal que mi primer libro “Es un soplo la vida” en donde hay una narración circular, con cuatro personales principales, va y viene en el tiempo, para cerrarse al final. En “La fábrica de zapatos” hay un personaje principal, Amancio, que se hace a sí mismo. Adéle es un poco el contrapunto de Amancio.

18. Has viajado mucho, ¿Qué beneficios crees que tiene viajar?

He contado los países que he visitado, que son 75. He residido, vivido durante 22 años en 4 países: EEUU, Puerto Rico, Bélgica y Hungría, además, claro, de España. Me he mudado de casa 16 veces. Normalmente he viajado por razones de trabajo, bien en mi etapa de ejecutivo de grandes empresas, bien en los años como responsable de logística del ACNUR. Los beneficios son obvios.

La contaminación cultural, el contacto con actitudes y costumbres diferentes, lo que hace que uno relativice la importancia o la relevancia de su lugar de origen. Somos de donde somos por pura casualidad. Todo el mundo tiene cosas interesantes, impactantes…y aspectos oscuros. Pero captar eso depende de la actitud del viajero.

Hay quien viaja mucho y no se entera de lo que ve. Que no registra lo que está ante sus ojos. Se ha de viajar con la antena adecuadamente dirigida, de afuera a adentro, y dispuesto a aprender algo. Si haces eso, cambias. Cuando vuelves a tu país, ya eres otro, imperceptiblemente quizá, pero eres otra persona.

Entrevista realizada con la colaboración de @vicentevelert

Bueno, pues aquí concluye la entrevista,  muchas gracias  
Vicente Escribano   por colaborar con “Munduky

A %d blogueros les gusta esto: