Novedad literaria: El Claro de Ozzhar - Carlos Iglesias C.


El Claro de Ozzhar es el primer volumen de la saga de fantasía épica llamada Crónicas de Ozzhar. Ubicada en la tierra de Olfsan se desarrolla en una ambientación cercana a la Edad Media. En este mundo lleno de fantasía, en casi cualquier raza los seres pueden nacer con el don de la magia.

El Claro de Ozzhar – Carlos Iglesias C.

El Claro de Ozzhar - Carlos Iglesias C.

Datos libro

Título: El Claro de Ozzhar.

Saga: Crónicas de Ozzhar.

Autor: Carlos Iglesias C.

Idioma: Español.

Formato: Tapa blanda.

Páginas: 533.

Editor: Autopublicado en Amazon.

ISBN: 978-1093880014.

Sinopsis

Cuando una amenaza pone en riesgo el destino de cinco razas de la tierra de Olfsan,  elfos, enanos, humanos, shantales y dragones entienden que la única salida posible residirá en conformar un solo frente. Guiados por Learthril, el mago elfo más antiguo y poderoso, intentarán llevar a cabo una fusión de los mejores atributos y virtudes de cada raza. Solo así podrán enfrentarse a sus enemigos en una batalla épica y decisiva que fue conocida como la Guerra Antigua. ¿El vínculo que los une será lo suficientemente fuerte? ¿Qué consecuencias traerá al mundo esta nueva alianza?

Siglos después, Sivok, un joven que vive junto a su padre en una pequeña aldea, se ve obligado a huir durante un ataque de orcos. Al intentar iniciar una nueva vida en casa de su primo Rupert, un joven guerrero despreocupado pero muy entusiasta, descubre que posee el don de la magia. Inmerso en el aprendizaje de este nuevo mundo y guiado por su maestro Merkus, comienza a ser acechado por los acontecimientos producto de las decisiones tomadas durante la Guerra Antigua. En un intento de descifrar las nuevas amenazas que se avecinan, deberá ayudar a forjar nuevas alianzas para intentar superar los retos y afrontar de nuevo la lucha contra un mal de proporciones inimaginables.

Seres de la tierra de Olfsan.

Dragones: Seres de un tamaño sorprendente que provocan miedo a sus alrededores. Caminan con un gran porte y seguridad; la seguridad que solo puede brindar el conocimiento más antiguo de la tierra y la fuerza más brutal sobre esta. Su mirada es insoportablemente sostenible. Su piel es la más dura sobre el mundo. Poseen unas garras capaces de atravesar los materiales más resistentes, siendo, además, su cola una verdadera arma mortal. Tienen dientes gigantes y aterradoramente afilados. Alcanzan grandes alturas y una asombrosa velocidad. Son causa de gran cantidad de leyendas contadas por todos los seres de la tierra, en la mayoría son temidos y solo en muy pocas reverenciados.

Elfos: Seres muy longevos que llegan a vivir muchos siglos, inmunes a enfermedades y mueren solo cuando reciben daño físico. En su mayoría son muy esbeltos, de cabello claro, tez blanca, facciones casi perfectas y con las orejas un tanto puntiagudas. Poseen una gran destreza y son muy ligeros. Tienen un gran aprecio por la naturaleza y viven dentro de las bosques más espesos, sin embargo, no tienen ninguna estima por las otras razas a las que ven siempre como inferiores. Sus sociedades son bien organizadas.

Enanos: Seres de baja estatura pero muy corpulentos. A los varones les gusta presumir sus barbas largas. Disfrutan de vivir dentro de las montañas pues son muy hábiles para la excavación. En general, viven más de tres siglos y tienen una rivalidad muy marcada con los elfos. En su mayoría, viven en las zonas al norte de la tierra de Olfsan, lugar donde abundan las regiones montañosas.

Humanos: Sus crecientes poblaciones han ocupado grandes territorios en la tierra de Olfsan, donde cuatro reinos controlan los territorios dominados por los humanos.

El reino de Abandar: formado por caballeros honorables sobre regiones montañosas. Sus magos se especializan en el control de las fuerzas de la naturaleza.

El reino de Paderot: surgido por la unión de tres familias nobles. La magia está prohibida por orden del rey.

El reino de Henkal: regido por la familia noble más antigua. Hogar de magos poderosos.

El reino de Rouzen: rodeado de extensas praderas. Magos en busca de nuevos conjuros.

Shantales: Seres con características muy particulares. Sus sentidos son mucho más desarrollados que en cualquiera de las otras razas. Les gusta vivir en paz con todo lo que existe en la naturaleza, pero a diferencia de los elfos, estos  respetan profundamente a las otras razas. Sus sociedades están basadas en un régimen matriarcal. A diferencia de los varones que son casi calvos cuando son adultos, las féminas posen hermosas cabelleras. Ambos presentan un peculiar tono ligeramente azulado a la luz de la luna. No desarrollan grandes construcciones en sus comunidades, prefiriendo utilizar materiales que toman de la naturaleza. Sus sentidos tan desarrollados les brindan una capacidad especial para camuflarse en los parajes naturales.

Batrocks: Estos seres se habían ido desarrollando y fortaleciendo en la profundidad de las cavernas. No se sabía a ciencia cierta si la magia había intervenido en su desarrollo o no, pero eso era irrelevante en cuanto atacaban.

Eran seres con garras tan incisivas como espadas, perfectamente afiladas y tan duras como el metal con las que desgarraban terriblemente cualquier presa. Tenían unos dientes con forma curva y divididos en la parte final que se asemejaban a un trinche para arar.

Sus cabezas y sus cuerpos se podrían comparar con una horrible rata, pero de una forma espantosa. Sus alas, formadas con unos ángulos perfectos para el vuelo, podrían haber sido de gran asombro y admiración, si no fuera por el horror que causaban aquellas criaturas. Tenían un tamaño equivalente a más de tres veces el de un gran toro.

Pero no todo quedaba ahí, lo que más temía cualquier ser viviente era la forma de ataque que utilizaban. Siempre se reunían en grupos de diez o quince cuyo líder seleccionaba una presa, un objetivo y ninguno dejaba de atacarla o cambiarla por otra hasta haber terminado, o más bien, destrozado en su totalidad a la criatura elegida.

Estos seres odian en especial a los dragones a quienes ven como sus enemigos naturales.

Orcos: Seres musculosos y fuertes, matan con una sed insaciable a cuánto ser viviente encuentran que no tenga sangre obscura. Utilizan para ello formas tan despiadadas que son imposibles de imaginar y aún menos soportables de ver. Su ideal es que ellos deben tener el dominio único y absoluto de todo.

Goblins: Seres de mediana estatura. Estos prefieren utilizar técnicas de largo alcance en las batallas y solo participan en combate cuerpo a cuerpo cuando los enemigos ya han sido malheridos. Son carroñeros y disfrutan de robar y destruir cosechas, casas y cuanto animal doméstico encuentran a su paso.

“Espías”: Son una variación de goblins pero más alargados. Son más inteligentes que las otras razas llamadas obscuras. De forma similar que los shantales, tienen algunos de los sentidos más desarrollados. Solían ser seres de naturaleza pacífica y muy asustadiza, pero algo cambió ese comportamiento natural en algún momento dado.

Existen muchos otros seres en la Tierra de Olfsan, algunos de estos aparecerán en los siguientes libros de la saga y otros es posible que no sean descubiertos… por ahora.

A %d blogueros les gusta esto: