Historia por capítulos en Wattpad: Pesadillas Nocturnas

Historia por capítulos en Wattpad: Pesadillas Nocturnas

Historia por capítulos en Wattpad:

 Pesadillas Nocturnas

 

Hace un tiempo empecé a escribir una historia en Wattpad por capítulos, todavía le falta terminar.
Debido al trabajo y otras historias, me ha impedido seguir continuándola, pero tengo en mente continuarla en Febrero.
Os dejo los capítulos, por si os apetece leer.
El primer y segundo capítulo, lo transcribiré aquí, si os motiva a seguir leyendo, os dejaré enlace al resto.

(más…)

Relato: Huir de la pesadilla

Relato: Huir de la pesadilla

Relato: Huir de la pesadilla

 

Hace tiempo escribe esto, me faltaba el final, hoy he intentado acabarlo, espero que os guste.
En relatos que he publicado anteriormente, hubo gente que me pidió que los continuara, los miraré y lo haré pero darme tiempo.

 

Una noche cerrada donde solo el viento rompía el silencio, me abrigue y salí hacia casa de Eric, para ello debía cruzar el bosque.
El bosque desde bien pequeña siempre me ha parecido siniestro, la luz del sol no penetraba a través de sus altos árboles, los sonidos que se escuchaban te erizaban la piel.
Camine con prisa, como si me persiguieran viejos fantasmas, a pesar de la cazadora, notaba el frío en los huesos, mi cuerpo temblaba, pero no sólo tenía que ver con el frío. Conforme me adentraba, los sonidos eran cada vez más extraños, desconocía que animales se ocultaban, pero dichos sonidos me resultaban totalmente desconocidos. El viento no ayudaba a vencer el miedo, de repente noté una finísima lluvia, a este pase, no creo que llegará nunca.
Mojada, con frío, asustada, si me viera Eric en estos momentos, saldría corriendo, me olvide de los sonidos inquietantes y apresure el paso, todo apuntaba a que se avecinaba una buena tormenta y deseaba que no me pillara en el bosque.
Zass, tropecé con una rama y caí tumbada a lo largo del camino, mi pelo se cubrió de tierra, así como toda mi ropa, menudo panorama, ahora sí que daría miedo, maldita mi
suerte, me levante como pude, me dolí la rodilla pero pude caminar y según mis calculo, ya me quedaba poco para llegar a mi destino, esperaba no tener más incidencias.
Diez minutos después, ya divisaba la casa, la oscuridad le daba un toque fantasmagórico, se veía luz a través de uno de sus ventanales, esperaba que estuviera en casa, al llegar al pórtico, toque a la puerta.
– Menuda sorpresa ¿Dónde te has peleado? comento Eric
– Déjate de tonterías, que menudo día tengo, ¿Puedo pasar o me vas a dejar en la puerta?
– Adelante salvaje
Le miré furiosa, pero no tenía ganas de contestarle.
– Eric, no aguantaba más en esa casa, me estaba volviendo loca ¿Puedo quedarme aquí?
– ¿Otra vez tus hermanos? – dijo Eric
– Si, al final se salieron con la suya, me fui y así evitaba que me echarán.
– Quédate el tiempo que quieras
Pasaron los meses, Alice seguía viviendo con Eric, la amistad y confianza consiguió que vivieran una historia juntos. En cuanto a los hermanos de Alice, se quedaron con la casa al morir los padres, nunca se llevaron bien, en realidad no era su hermana de sangre y estar viviendo con ellos era una autentica pesadilla para Alice.
¿Os gusta? Se admiten opiniones, estoy prácticando
Relato

Relato

Relato


Hoy he estado viendo viejas carpetas de mi época
de instituto, cuando aún existía BUP, entre papeles, he encontrado este relato
que escribí en esa época, antes de que se pierda en el tiempo, he querido enseñároslo,
para que leías un poco mis comienzos en la escritura.
Cuando me desperté todo estaba oscuro, mis ojos estaban
vendados y la nariz chorreaba sangre.
Había mucha humedad, el suelo estaba lleno de charcos,
aunque no sabría identificar si eran de agua, se escuchaba algunas ratas
corretear por el suelo. Me sentía confundida, no sabía cómo pude llegar allí,
ni quien, ni siquiera el motivo.

Mi cabeza daba vueltas, no podía dejar de pensar, la manera
de salir de allí. De repente, escuche un ruido, provenía  de atrás mío, era fuerte, constante, cuando
me giré me quedé sin respiración, algo me cogió por el cuello y me elevo hasta
que mi cabeza golpeo el techo, termino soltándome y caí, la altura era
considerable. Comencé a sentir un dolor insoportable, apenas podía mover el brazo
derecho, sentía que el hueso se me había partido y sobresalía  de la piel.
Percibía el olor de mi propia sangre, me puse nerviosa,  la sangre no la llevaba muy bien, ni verla,
ni olerla. Él, por la fuerza, suponía que era un hombre, comenzó a dar vueltas
alrededor mío, era muy extraño, de repente, se abalanzo sobre mí, grité de
dolor, ya que mi brazo choco con el suelo, consiguiendo que no pudiera moverme.
Comenzó a tocarme el brazo haciéndome gritar, tanto era el dolor que apunto
estuve de perder el sentido, justo cuando paro de hacerlo, me quitó la venda,
pude ver el rostro de un ser que nunca había visto antes, medía casi dos
metros, el color apenas se distinguía, su boca enorme, los dientes no los pude
ver, pero la baba corría por la comisura de su boca haciendo mojar el suelo, me
quedé en shock, aunque debido a los golpes, a duras penas lograba moverme, esa
cosa comenzó a arrastrase hacía mi con la boca abierta, dispuesta a devorarme,
cuando estaba a punto a engullirme, el director dijo: Corten!!
Finalizó el corto en el cual estaba inmersa, me levanté y me
dirigí al vestuario a limpiarme y cambiarme de ropa.
Os dejo con una canción que habla sobre la inspiración
Lucha por tus sueños, no te detengas, el camino a veces es difícil pero no es imposible cruzar fronteras

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Sorpresa a medianoche

Sorpresa a medianoche

Sorpresa a medianoche


Alzo su espada contra el cielo, su filo brillaba a la luz de
la luna, el sonido de los tambores sonaban de fondo, haciendo eco en toda la cueva, comenzó a danzar, la noche hacia que su
torso desnudo brillara, alguien comenzó a entonar una canción antigua,
retumbaba en mis oídos, me sentía en trance. De repente, una fina lluvia comenzó
a caer, tan fina que apenas se sentía, que hacía más mágico el momento.

Una mujer con el pelo suelto tan rubio que casi era blanco,
un vestido azul hasta el suelo, salió al centro y danzó junto a su compañero,
manteniendo el ritmo, danzando al compás, miré a mi alrededor, todo el círculo
estaba en un eterno trance, de fondo ya solo se escuchaba el sonido de los
tambores, el cantar de algún pájaro como si los acompañara en su homenaje a la
tierra.
Todo me resultaba extraño, era la primera vez que
presenciaba algo semejante.

No se cuánto tiempo paso, pero los tambores dejaron de
tocar, la pareja dejo de bailar, me pasaron un cuenco con un líquido, me lo lleve
a los labios, era de sabor dulce, con toque fuerte de alcohol. El tiempo se
detuvo durante un breve instante y tal como habían llegado se fueron, dejándome
en la soledad de la noche. Las ramas apenas se movía, me mantuve en mi posición
unos minutos, disfrutando de la paz que despertaba el lugar, me levanté y puse
rumbo a casa, solo una cosa sabía, era una noche, que no iba a olvidar nunca. 
Cuando la inspiración llega, comienzo a escribir,
dejando que fluya, escribo para mí, para los que me leéis, para no perder la
costumbre de hacerlo, dicen que para aprender a escribir hay que escribir, aparte
de leer y leer mucho.
Posiblemente no todo será perfecto, al menos si
espero que con el tiempo haya una evolución.
Gracias a los que me leéis, opináis
Quiero ser libre

Quiero ser libre



Quiero ser libre



Hoy es un día de inspiración,
de repente me han entrado ganas de escribir y lo que a continuación relato es
lo que ha salido, espero que os guste.
A parte de lo que
publico por aquí, estoy inmersa en la escritura de lo que será mi primera
novela, saco tiempo para ir puliéndola poco a poco, todavía no sé cómo
terminara, a ver si a finales de año, ya tengo lo que será el primer borrador.
Gracias a los que me leéis
y os gusta lo que escribo, al fin de cuentas, si a alguien le gusta, es que
algo estoy haciendo bien.

Lo que más me cuesta
es ponerle título a relatos y poesía, intento que tenga algo que ver lo que
escribo.

Danza a la luna, su
pelo sondea al viento, pequeños reflejos de luz brillan a su alrededor, se
siente libre, en paz, como hace tiempo no se sentía.
Los últimos años
habían sido muy difíciles y ya pensaba que la cuerda que le sostenía a la vida
estaba a punto de romperse.
Nada es lo que parece
y ella se dio de bruces con la realidad de la peor de las maneras posible sus
cicatrices eran muestra de ello, aunque a simple vista ya no eran perceptibles,
sus tatuajes danzaban bajo la luna como si de una obra de arte se tratara.
El dolor le hizo
fuerte y su danza iba dirigida a la vida, a sus ganas de vivir, sentir y
sobretodo a disfrutar de una segunda oportunidad de sentirse viva de nuevo, en
el pasado estaba viva, pero se sentía enterrada entre cuatro paredes, sintiéndose
cada vez más ausente de la vida, sumergida en un mundo donde sus pensamientos
eran su única compañía, donde ya ni existían las lágrimas, donde ya no cabía ni
una sonrisa.

Un día todo cambio,
la vida le dio otra oportunidad, no supo cómo había escapado de ese infierno,
simplemente abrió los ojos y sintió que merecía vivir y lucho contra la marea
para salir y ser libre.
Os dejo con una canción de “Frozen“: Libre Soy
y una de un grupo que me encanta: Libre de Efecto Pasillo.
Recordad: hagamos lo que hagamos, seamos libres, libres de sentir, de disfrutar, de emocionarnos, de vivir, ser nuestros propios dueños de nuestro destino.
Que nadie nos encadene a una vida que no deseamos, seamos libres de decidir lo que queremos ser.
Sin más, os deseo una feliz tarde, gracias por acompañarme en la aventura