Saltar al contenido

Eduardo Luka presenta ‘Cordobesa’ segundo single. Primavera a ritmo salvaje

Eduardo Luka presenta 'Cordobesa' segundo single. Primavera a ritmo salvaje
Eduardo Luka presenta 'Cordobesa' segundo single. Primavera a ritmo salvaje

Eduardo Luka presenta 'Cordobesa' segundo single. Primavera a ritmo salvaje

Tras la buena acogida de su primer single Ayer la vi, tanto por parte del público como de los medios especializados, llega Cordobesa, el segundo single de adelanto del disco debut de Eduardo Luka que verá la luz el próximo 4 de junio.

Inspirada por el Romance a Córdoba de Pepe Marchena, Cordobesa refleja el momento en el que cada uno se trasciende a sí mismo, ya sea a través del baile, de una profunda calada a un cigarro, haciendo tricot o en la gotas de sudor de final de fiesta. Producida junto a Edu Baos de León Benavente en El Cariño (Mozota), un sonido intenso e industrial se mezcla con ritmos que miran al dembow y con intenciones flamencas. 

Eduardo Luka - Cordobesa

La portada ha sido diseñada, como la de su anterior single, por la diseñadora gráfica Silvia Luna con la que colabora habitualmente y que será la encargada también del Artwork del disco. Tal y como hizo con Ayer la vi, su primer single, Cordobesa viene acompañado de un videoclip.

Edu Baos de León Benamente nos cuenta

"El Cariño se empieza a hacer en el 2012 cuando nos mudamos mi chica y yo a Mozota con la idea de montar en mi casa un sitio donde pudiera trabajar sin tener que molestar a nadie. Ha costado tiempo hacerlo pero poco a poco se va haciendo un sitio más agradable para tocar y para componer música. Allí he grabado discos que han marcado mi vida, tantos de Nacho como, sobre todo de León Benavente y es un lugar del que me siento agradecido cada día por tenerlo.

Cuando Edu me llamó para hacer la producción recuerdo que para mi era algo relativamente novedoso, coger unas canciones con una guitarra y una voz y hacer la producción vistiendo a la canción desde cero. Fue un reto del que he aprendido y disfruté muchísimo durante los casi cuatro meses de producción desde que Edu me dio los temas hasta que los vimos por fin grabados. Fue muy bonito hacer las canciones y trabajar con Edu porque es una persona con carácter y con criterio y que a la vez se deja aconsejar. Sobre todo le gusta probar cosas nuevas y tiene algo que a mi me gusta mucho y es la necesidad de hacer algo diferente a lo que hacen los demás o por lo menos intentarlo, ya sé que es muy difícil hacerlo y que casi nadie lo consigue pero tener esa mentalidad para mi es muy importante en un artista, esa mentalidad de siempre querer innovar y sorprenderse a si mismo y a los que le escuchan.

Decir también que fue también un proceso muy muy bonito, tengo muchos recuerdos de cuando estábamos grabando, de los paseos que hacíamos luego con los chuchos y la verdad es que tengo ganas de volver a repetirlo cuando Edu quiera."

La Historia de Eduardo Luka

Hace cinco años, al regresar a su ciudad natal después de un largo periodo en busca del sueño nórdico, decidió cambiar completamente de rumbo. Comenzó a cantar canciones que llevaban años ocultas en una libreta y que pocos o nadie habían escuchado. El invisible caparazón que le impedía mostrarse lo fue haciendo añicos, primero en pequeñas fiestas con amigos y poco a poco deambulando por bares y micrófonos abiertos de la ciudad. Desde entonces se está haciendo músico, y también profesor. Quizá parezcan materias de diferente componente químico pero si paras un segundo a valorarlo, su similitud es enorme. Ambos oficios requieren de la preparación de un espectáculo, ambos se han de subir al escenario ante públicos diferentes donde cantan y trasmiten su función, y además, han de salir enamorando al espectador. 

Ha ido tocando de escenario en escenario, a veces abriendo para Ken Strinfellow, otras para MabüMaren Ladson o su admirado Josh Rouse. Resulta que una de esas noches el técnico de sonido era Edu Baos de León Benavente, y es ahí donde se conocieron. Al tiempo, Rosana, su mujer, los puso en contacto y de esa manera se tejió esta aventura primeriza de producir un disco. Eduardo se mudó una temporada veraniega a Casa Larga (Mozota) y desde El Cariño, el estudio de grabación, fueron trazando las canciones a la par que se sumergía en la vida cotidiana del pueblo. La comida casera de la Chari, las anécdotas de Octavio y los paseos por el río con Vito y Sombra fueron las notas que acompasaron el buen ritmo de aquellos días. 

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram
RSS
Email
A %d blogueros les gusta esto: